20 retratos que muestran cómo era el trabajo infantil en la América del 1900

Lewis Hine hizo todo tipo de peripecias para poder retatar a los niños trabajadores y así denunciar su situación. Con el tiempo, sus fotos contribuyeron a cambiar la mentalidad y las leyes de EE.UU.
Ahora nos resulta impensable. Pero, hace solo un siglo lo más común era que los niños realizaran trabajos de todo tipo.
En Estados Unidos, por ejemplo, se les podía ver como repartidores de periódicos, trabajando en molinos de algodón, en los mismos campos de algodón, en minas o abriendo ostras en los muelles de Baltimore.
Sin embargo, no toda la sociedad del momento lo veía con buenos ojos. En 1904, un grupo de personas fundó el Comité Nacional del Trabajo Infantil (NCLC) con el objetivo de "promover los derechos, la conciencia, la dignidad, el bienestar y la educación de los niños y jóvenes en relación al trabajo".
En su intento por detener el trabajo infantil, contrataron al fotógrafo Lewis Hine. Con su cámara podría inmortalizar aquellas escenas y, de esta forma, el mundo conocería las injusticias a las que aquellos niños estaban sometidos. Ellos no habían tenido la oportunidad de elegir la vida que querían vivir. Simplemente les dijeron que tenían que tabajar y eso hacían.
A pesar de que en aquel momento no lo sabía, con el tiempo, aquel proyecto sería legendario. De hecho, gracias a éste, terminaría consolindándose como uno de los maestros de la fotografía de EE. UU.
Para documentar la realidad de aquellos niños, pasó años viajando por todo el país. En muchas ocasiones, tuvo que engañar para conseguir la foto que quería. O, mejor dicho, la prueba que necesitaba. Y, este es el gran valor de su obra. Que a pesar de las dificultades documentó lo que la mayoría no se atrevía.
Gracias a su labor, la NCLC puso rostro a sus iniciativas publicitarias y educativas con la esperanza de concienciar al país.
Sin duda, el trabajo de Hine era mucho más complicado que el de los fotógrafos de hoy. Por ello, el historiador de fotografía, Daile Kaplan, explicó como fue capaz de hacer lo que hizo:
"Hine, actor e imitador, asumió una variedad de personajes, como vendedor de Biblias, vendedor de postales y fotógrafo industrial que registraba la maquinaria de la fábrica. Todo ello, para conseguir entrar al lugar de trabajo".
"En las ocasiones que no pudo desviar sus enfrentamientos con la dirección, simplemente esperó fuera de las fábricas de conservas, minas, fábricas y granjas con su equipo fotográfico de 50 libras y, así, fotografió a los niños cuando entraban y salían del trabajo".
A pesar de las dificultades, su trabajó propició un cambio de conciencia en el país y, además, contribuyó en cambiar las leyes laborales.
Sin embargo, Hine nunca viviría lo suficiente para apreciar el gran valor de su obra. Murió pobre y, por aquel entonces, no se debía imaginar que sus fotos sobrevivirían al paso de los años. Tampoco pensó que se convirtiría en uno de los fotógrafos más influyentes del país. Pero así es por lo que se le conoce hoy.

Entradas populares de este blog

Personajes bíblicos que fracasaron, pero luego lograron grandes cosas parte 3

Personajes bíblicos que fracasaron, pero luego lograron grandes cosas (Parte 1)

Top 25 chicas más sexy de los videojuegos