lunes, 26 de junio de 2017

ESTAS SON LAS COSAS QUE NUNCA DEBES HACER POR UN HOMBRE POR MÁS ENAMORADA QUE ESTÉS DE ÉL

No importa cuán enamorada estés, estas son algunas de las actitudes en las que ninguna mujer debería permitirse hacer por su pareja. Cierto, cuando nos enamoramos y creemos que por fin ha llegado a nuestra vida la persona con la que siempre soñamos, tendemos a cometer algunos errores y no, no lo dice la ciencia o algún estudio, lo dicen las mujeres con las que estamos en contacto. Son ellas quienes comparten con nosotras, como lo haría cualquier amiga, las situaciones en las que todas hemos estado al menos una vez en la vida.
Cambiar tu forma de vestir Sí, a veces tu pareja te hace comentarios respecto a lo bien que luces con esos jeans y quieres usarlos con más frecuencia, pero cuando los comentarios son negativos y en lugar de ayudarte buscan hacerte sentir mal o en desacuerdo con la forma en la que luces, entonces no deberías estar en esa relación y mucho menos cambiar tu estilo. Piensa que probablemente no funcionará y te preguntarás por qué cambiaste tanto. Tampoco quiero decir que estés a la defensiva, pero en definitiva no tienes porqué dejar de usar faldas, jeans o vestidos sólo porque a tu pareja no le gustan.
Modificar tus comportamientos: Si eres súper alegre y eso le molesta a tu pareja quiere decir que en realidad no te acepta como eres. Es un error común que cometemos cuando empezamos una relación. Muchas creemos que podremos cambiar comportamientos de la persona con la que estamos y no, no hay nada más falso que eso, las relaciones no son para cambiar a las personas.
Dejar de lado las cosas que te hacen feliz: Aunque estés muy enamorada y pienses que no puedes vivir sin tu pareja, detente y piensa, antes de tener una relación hacías miles de cosas SOLA, ahora que estás compartiendo tu vida con alguien debe entender que necesitas tiempo para llevar a cabo tus hobbies, tu rutina de ejercicios y todo aquello que te da felicidad.
Abandonar a tus amigas y amigos: Creemos que este es uno de los peores errores que cometemos, nuestros amigos estuvieron para nosotros en nuestros peores momentos. Vivieron las crisis en las que juramos nunca conseguiríamos a alguien y no podemos abandonarlos así, sin más. Tus amigos son incondicionales, les hace feliz verte contento y con alguien que te quiere, dedicarles tiempo de calidad es sumamente importante, no los olvides.
Hacer sus problemas tuyos: Sí, una relación de pareja se trata de compartir y ser empático con la persona con la que estás saliendo, pero no eres ni su mamá o su tutor para arreglarle la vida. Una cosa es que lo escuches y trates de darle tu punto de vista y otra que quieras solucionarle la vida y sus problemas emocionales o económicos.
Acceder a hacer cosas que normalmente no harías: Esto aplica mucho a las relaciones tóxicas. Seguro en más de una ocasión has caído en actitudes o has hecho cosas ‘por amor’. ¿A qué me refiero? ¿Has fumado sólo porque tu pareja te lo pidió o has bebido algo que no te gusta? Esas acciones, por sencillas que parezcan, van en contra de tus creencias y si alguien te obliga o te empuja a hacerlas, en definitiva no es para ti.
Hacerlo tu prioridad: Sí, sabemos que en eso del amor nadie es experto y mucho menos nace sabiendo, pero una relación es saber que somos individuos compartiendo y no, hacer de tu pareja tu prioridad no es una actitud sana ni de una mujer madura. Antes de conocerlo tenías vida, familia y amigos. No dejes que esto cambie.