miércoles, 7 de junio de 2017

Por qué las personas delgadas no suelen hacer dieta


La primera solución que se suele dar para el sobrepeso es la dieta. Complementada con el ejercicio físico, es la manera más eficaz de perder esos kilos de más y de estar a gusto con tu propio organismo.
Sin embargo, las personas delgadas, las que siempre han tenido una buena salud y han gozado de un buen estado físico, son las que menos dietas siguen.
Así lo ha corroborado un estudio llevado a cabo por el Laboratorio de Alimentación de la Universidad Cornell de Nueva York. El estudio ha analizado a 147 personas con una característica en común: todas se han mantenido en un peso saludable a lo largo de su vida, fluctuando menos de 5 kilos (embarazos a parte).
Entre las conclusiones, encontraron que el 50% se pesa semanalmente, el 96% desayuna y el 90% practica ejercicio asiduamente (un 42% cuatro o más veces por semana). También, la mayoría de encuestados respondió que suele cenar verdura y su comida favorita es el pollo.
Las personas delgadas no suelen seguir dietas restrictivas, pero practican hábitos sencillos como no saltarse el desayuno
Sin embargo, y a pesar de llevar un buen ritmo de vida, prácticamente la mitad (el 48%) reconoció no haber hecho dieta absolutamente nunca. La mayoría siempre habían sido personas delgadas y, por lo tanto, explicaron que nunca necesitaron recurrir a ello.
Una posible explicación podría ser la genética. Pero, entonces, ¿a qué vienen todos esos hábitos saludables?
Brian Wansik, uno de los portavoces del estudio, respondió que la estrategia inherente en la mayoría de los delgados, teniendo en cuenta la muestra que examinaron, es utilizar estrategias "no restrictivas".
" La mayoría de personas delgadas no emplea dietas restrictivas o regímenes intensos. Practican hábitos sencillos como no saltarse el desayuno, cocinar en casa en vez de comer fuera, escuchar las señales del organismo y comer alimentos de calidad no procesados", explica el comunicado emitido por la Universidad.
Es decir, no necesitan aplicar regímenes estrictos de forma puntual (es decir, hacer dieta) porque siguen normas más laxas durante toda su vida. Es simple, pero ello no significa que sea fácil.
Los índices de sobrepeso crecen cada vez más y hasta los más delgados deben saber la importancia de llevar una dieta equilibrada
Los analistas destacan los beneficios de que las personas delgadas sigan hábitos estables y no vean a la alimentación con connotaciones negativas. No obstante, advierten de que se necesita una gran conciencia sobre lo que se come. Los índices de sobrepeso crecen cada vez más y hasta los más delgados deben saber la importancia de llevar una dieta equilibrada.