viernes, 16 de junio de 2017

Xbox One X se venderá en pérdidas

La consola costará 499 euros.
Xbox One X, la nueva consola de Microsoft que se pondrá a la venta este próximo noviembre, llegará a las tiendas con un precio de 499 euros, cantidad que no cubrirá a priori los costes de su producción, según ha dejado caer Phil Spencer de Microsoft en una entrevista.

Xbox One X se vende en pérdidas

Preguntado por Business Insider sobre si Microsoft generará ingresos con la venta de cada Xbox One X, el ejecutivo de la compañía de Redmond respondió con un "no". Después de este escueto comentario, Spencer quiso argumentar la respuesta con más solidez.
"No quiero entrar en cuestiones de números, pero se debe pensar en el hardware como una parte del negocio de las consolas, no como la parte que genera el dinero. Eso se consigue vendiendo videojuegos", apunta Spencer durante la entrevista sobre Xbox One X.
No es la primera vez que una consola se lanza al mercado con un precio que deriva en pérdidas con cada unidad vendida. Célebre es el caso de PS3, máquina que costó 599 euros y que a pesar de su elevado precio todavía provocaba pérdidas a la empresa japonesa.
Como apunta Spencer, el modelo de negocio de las consolas no se centra únicamente en la venta de máquinas; también entran en juego otros factores como los derechos editoriales de los juegos, el porcentaje que recae sobre distribuidora, fabricante, desarrolladora, etc.
En este sentido, cabe destacar que el hardware incluido dentro de Xbox One X es difícilmente alcanzable en el terreno de los ordenadores por su mismo precio. Así, conseguir que un equipo de sobremesa con características similares a la consola supondrá el desembolso de unos 650 euros.