sábado, 20 de mayo de 2017

5 enfermedades que llevan el nombre de un médico nazi

En el campo de la ciencia y la medicina es muy frecuente el uso de epónimos, es decir, el nombre de una persona, o de un lugar, para designar algún descubrimiento, objeto o enfermedad. En el caso de la medicina, el epónimo suele aludir al apellido del médico que descubrió o estudió por primera vez una enfermedad. Al tratarse de un homenaje, desde hace tiempo existen diversos colectivos científicos que intentan desestimar el uso de epónimos provenientes de médicos nazis.
Estas son 5 enfermedades que todavía son denominadas con el nombre de un médico nazi:
Síndrome de Reiter (Hans Reiter): este médico nazi experimentó con prisioneros de los campos de concentración de Buchenwald y acabó con la vida de más de 250 personas.
Célula de Clara (Max Clara): este médico y activista nazi elaboró sus investigaciones sobre células de las paredes respiratorias, usando tejidos de personas asesinadas por el régimen nazi.
Granulomatosis de Wegner (Friedrich Wegner): aunque no se lo culpa por crímenes de guerra, este médico y seguidor del partido nazi fue buscado por su participación en experimentos con judíos del gueto Lodz.
Síndrome Cauchois-Eppinger-Frugoni (Hans Eppinger): este médico nazi llevó adelante los más terribles experimentos con humanos de la etnia romaní, estudiando la potabilidad del agua marina, en el campo de concentración de Dachau.
Síndrome de Asperger (Hans Asperger): se trata de un caso controversial; algunos afirman que era simpatizante del partido nazi y que es responsable de la muerte de una niña; otros aseguran que ayudó a salvar a muchos niños.