sábado, 13 de mayo de 2017

Windows Phone está oficialmente “muerto”


Windows Phone está oficialmente “muerto” para Microsoft, según se desprende del último informe 10Q SEC filling presentado ante la Comisión de Bolsas y Valores estadounidense.
El documento SEC enviado al regulador (obligado después de un informe trimestral de resultados financieros), tiene un cambio tan sutil como relevante. En el informe del trimestre anterior (Fiscal Q2), Microsoft dijo “planear mejoras significativas en la investigación, desarrollo y comercialización de productos existentes, servicios y tecnologías, incluyendo el sistema operativo Windows, […] y Windows Phone“. 
En el informe del último trimestre, simplemente Windows Phone ha desaparecido como podrás ver en la siguiente imagen comparada, en lo que es otra señal del negro futuro de la plataforma móvil de Microsoft:

Mal negocio desde el principio

Es fácil hablar ahora de todo esto pero se veía venirY no solo por MicrosoftLa mejor época de Nokia ya había pasado, estaba en franco descenso de ventas y de ahí la venta a Microsoft por un precio que habría sido impensable unos años atrás cuando la compañía finlandesa dominaba con mano firme (con el permiso de Motorola en consumo y BlackBerry en segmentos pro) la telefonía móvil mundial.
La compra de Nokia no aportó ningún beneficio a Microsoft. Con la compra de la división el gigante del software sumó 25.000 empleados a su plantilla. Una gran carga imposible de mantener cuando Nokia seguía perdiendo cuota de mercado. Apple arrasaba con los iPhones y la explosión de ventas de Android y la supremacía de Samsung estaba en ciernes.
Microsoft pone fin a la etapa Nokia ¿Hay futuro para Windows Mobile?
En ese contexto los socios de Microsoft abandonaron el barco. Una Nokia en Microsoft asustó al resto de fabricantes e impidió su unión a la plataforma como criticó en su día el responsable de marketing de Huawei, resumiendo el sentir general entre los antiguos aliados de Microsoft que hablaban de Windows Phone como “un entorno cerrado que beneficiaba a Nokia”La suerte estaba echada y fue el principio del fin.
Solo un año después de la compra de la división móvil de Nokia Microsoft despidió a 18.000 empleados. El nuevo CEO, Satya Nadella, abandonó la estrategia de dispositivos de Ballmer y explicó que la compañía debía estar preparada “para tomar decisiones difíciles en áreas que no estaban funcionando”. 
El aviso se concretó unos meses después con el anuncio de una reestructuración de la división de dispositivos móviles que incluía 7.800 despidos y asunción de importantes pérdidas, 7.600 millones de dólares en activos relacionados con la adquisición y 750 millones de dólares por cargos adicionales de la reestructuración de la división de dispositivos.

Adiós Windows Phone / Mobile

Lo que ha llegado después era previsible. Primero con la venta a Foxconn del departamento de móviles básicos de Nokia y después con más despidos que pusieron punto y final a una etapa negra en Microsoft. La sangría de cuota de mercado ha continuado imparable y ya no alcanza ni al 1%, mientras que el soporte de apps sigue decayendo incluso en Microsoft, y las nuevas versiones de Windows 10 Mobile son demasiado conservadoras y actualizan demasiado pocos terminales.
Los ingresos del negocio móvil de Microsoft se hundieron en el último trimestre (5 milllones de dólares) y junto a la retirada de Windows Phone del informe de la SEC, son señales evidentes de que Windows Phone / Mobile está muerto, también oficialmente.
Ello no quiere decir -para nada- que Microsoft abandone el negocio de la movilidad. Sigue haciendo caja con cada dispositivo Android que se vende y continúa lanzando apps y servicios para Android e iOS. El Windows 10 sobre ARM es otro de los pilares de la nueva estrategia, aunque está por ver su extensión final.