domingo, 14 de mayo de 2017

Descubri a mi hija haciendo lo peor, necesito ayuda

Abrí su puerta de repente sin tocar (nunca lo hago) y le dije: Aquí estoy hija, me vine tempra… no estaba preparada para la escena enfrente de mis propios ojos. Si me lo hubieran contado, no lo hubiera creído. Jamás, jamás. Cualquier otra cosa hubiese pensado de mi hija, aun lo peor, menos esto

Dios les bendiga,  

Les llamo con la esperanza de que alguien me ayude con un consejo si hacen publico mi problemota, ya que no sé qué hacer en esta situación tan ridícula y tan especial. Digo ridícula, porque todavía no me cabe en la cabeza como me puede pasar esto a mí. Siempre he sido una mujer honesta y nunca le he dado malos ejemplos a mis hijos. Si es verdad, que soy madre soltera y a mucho orgullo. Mi hija mayor fue el fruto de mi primer amor con mi “noviecito” de escuela a los 15 años y mi segundo hijo, fue el resultado de una relación que tuve que desgraciadamente no duró porque el hombre me salió casado y casi hasta perdí al bebé cuando me di cuenta. 

De eso hace ya más de 6 años. El niño vive con su papá en Tucson Arizona, solo lo veo 2 o 3 veces por año. Es una historia muy larga de cómo su padre me ganó la custodia. Viven en Arizona, Estados Unidos, donde también nació mi hija, pero por el problema que originó la custodia y por otras cosas ahora vivimos en Jalisco.

Soy Madre soltera con la frente en alto, pero nunca he sido ofrecida, ni ando mostrando de más, ni me le ando poniendo enfrente a hombres casados y solteros. Y no sé porque mucha gente en México piensa que las madres solteras andamos desesperadas por un hombre. Nada de eso. Ya me acostumbré a estar sola.

Mi hija ya tiene 19, es bellísima (Igualita a su madre y a su abuela, gracias a Dios, ja ja ja) y tengo temor que si meto un hombre a la casa me la quieran enamorar o lo que es peor forzarla o cosas así, ¿ustedes me entienden? 
Pues bueno, estoy o estaba muy orgullosa de mi hija. Siempre muy buena para la escuela, muy servicial. Estuvimos yendo a una iglesia y mi hija muy involucrada en el equipo de danza y en la alabanza muy fieles ella y yo, no faltábamos a las reuniones, hasta que un chico de allí se obsesionó con mi hija y como es hijo de ricos, pues se le hacía fácil o pensaba que mi hija tenía la obligación de decirle que si a sus avances de noviazgo. Esta feísimo el condenado y aparte es muy engreído. Para nada, mejor salimos corriendo de esa congregación y hasta la fecha desde hace 4 años no nos congregamos, mas que eventualmente en alguna iglesia grande donde nadie nos conozca para que no se metan con nosotros. CONTINUA LEYENDO ABAJO