miércoles, 3 de mayo de 2017

Little Nightmares

Little Nightmares lleva dando que hablar desde el día que se anunció por Bandai Namco, y la verdad, no voy a negar que a mi también me llamó la atención. Este juego, desarrollado por Tarsier Studios, nos mete en la piel de Six, una pequeña niña a la que solo podemos identificar por su chubasquero, la cual se despierta en una maleta situada en un lugar desconocido.


Las primeras impresiones que me ofreció este título fueron bastante buenas, incertidumbre, miedo, oscuridad… El juego empieza enseñándote el sueño de Six, donde ve a una señora con yukata… De pronto despertamos en una maleta como decía al principio. El juego no te explica casi nada de los controles, solo en ciertos momentos específicos más adelante, y la verdad es que eso no me ha gustado nada, debes ser adivino o irte a la configuración para mirar los controles.
En cuanto a mecánicas se trata de un juego muy simple, saltar, encender farolines, agacharse, correr y agarrar objetos, nada que te haga calentarte la cabeza. Luego, de historia pues… no sabría decir, te puedes hacer una ligera idea de lo que ocurre en ese lugar, pero en ningún momento sabes ni quien eres, ni porque estás ahí, ni porque te persiguen… absolutamente nada. Si bien esto abre paso a que la comunidad sea quien descubra la historia del juego… Me parece que se nos mantiene demasiado desinformados durante la corta aventura.

Gráficamente es un juego muy bien cuidado, bonito y escalofriante por momentos, además cuenta con un estilo que a veces llega a recordar al estudio Ghibli y cuenta con una banda sonora que te mete en situación en todo momento.
La duración de Little Nightmares es aceptable por el precio al que se nos vende, 20€ por 3 o 4 horas (y eso a paso lento), y en su conjunto es interesante, aunque veo que falla en su historia, ya que cuando lo acabas no termines del todo satisfecho al no entender casi nada de lo que has visto en la aventura.
Personalmente me ha gustado mucho su apartado gráfico, en especial los últimos niveles del título, pues cuenta con un estilo japones muy bonito y cuidado. Solo por ese estilo y lo bien adaptada que está su banda sonora recomiendo probarlo.